Los Ferrocarriles en Jovellanos (I)

En Inglaterra, entre las localidades de Stockton y Darlintong, se establece el primer ferrocarril del mundo en 1825. Le sigue Estados Unidos en 1829 al extenderlo entre las ciudades de Baltimore y Ellicotsmills. Posteriormente fueron Francia, Alemania, Bélgica y Rusia. Cuba, aun colonia española, inaugura la línea Habana-Bejucal el 19 de Noviembre de 1837. En España ocurre 11 años más tarde, el 28 de Octubre de 1848, con el ferrocarril desde Barcelona hasta el poblado de Mataró. Nuestro país fue el séptimo en el planeta, el segundo en el hemisferio occidental y el primero de iberoamérica en disponer de tan importante avance de la ciencia y la tecnología en los medios del transporte.

Croquis que muestra la aparición y extensión de los ferrocarriles en la provincia de Matanzas. Elaborado por el Autor para queridatierra.wordpress.com. Hacer Click sobre la imagen para ampliarla.

Por aquel tiempo el territorio de Bemba se distingue por la producción de azúcar, el desarrollo fructífero de diferentes cultivos y la fabricación de piezas y materiales para los trapiches e ingenios azucareros, características que unidas a su excepcional posición geográfica determinan el interés de la naciente Compañía de Ferrocarriles asentada en Cárdenas por tender una línea férrea con el propósito de transportar mercancías desde nuestra comarca hacia la zona portuaria de la citada ciudad para utilizarlas en el comercio internacional y trasladar por mar una parte de ellas hacia otras regiones de nuestro propio país; recordar que en aquel tiempo no existían caminos ni los vehículos apropiados para llevar a grandes distancias crecidos volúmenes de productos.

En Navajas. En el punto donde coinciden las vías que provienen de Jovellanos, continuan al sur y al este. En la foto una vista hacia el oeste, en dirección a Bolondrón. Foto del Autor (2009)

Es entonces que desde Cárdenas se instala el ferrocarril hasta Cimarrones – Carlos Rojas – en Septiembre de 1840 y llega al poblado de Bemba – Jovellanos – en Diciembre del mismo año. En fecha tan temprana se favorece nuestro querido pueblo con la aparición del novedoso avance en el transporte de mercancías y pasajeros, contribución fundamental a su desarrollo económico, político y social. Poco después, en 1844, esas líneas se extienden al sur en dirección a Navajas; al este, hacia Perico en Diciembre de 1850, a Nueva Bermeja – Colón – en Febrero de 1851 y alcanza Agüica en Diciembre de ese año; al oeste conecta con Coliseo en Septiembre de 1859, población que desde Febrero de 1848 ya estaba unida a Guanábana y Matanzas; de tal manera Bemba –Jovellanos -, queda enlazada por vía férrea a toda la provincia y poco después, hasta hoy, a la totalidad del país.

La Junta. Locomotora que se muestra en el Museo del Ferrocarril de Cuba. La más antigua del país que se conserva. El 1ro. de noviembre de 1843 comenzó a prestar servicio de carga y pasajeros en Matanzas. Foto de Internet.

El ferrocarril obligó a desarrollar de inmediato la comunicación telegráfica hacia diferentes puntos y estaciones, instalar equipos para abastecer de combustible y agua a las locomotoras y adoptar otras medidas.

Dada su eficacia, en corto tiempo el “camino de hierro” también se extendió desde los centrales azucareros hacia las áreas designadas a fin de recoger y transportar la caña de azúcar para molerla durante las zafras, configurándose una ramificada red de vías que entroncaron o se cruzaron con las principales.

Alrededor de Jovellanos existieron varios ingenios, algunos de ellos desde los tiempos de la Colonia que desaparecieron hace muchos años y otros con sus redes ferroviarias propias que en fechas recientes fueron desarmados o desactivados, como el Soledad – Julio Reyes Cairo -, Carolina – Granma -, Santa Amalia – Victoria de Yaguajay – y Dolores – Jaime López -; de tal manera, alrededor de nuestro querido pueblo en la actualidad ya no queda ninguno, similar a lo ocurrido a la inmensa mayoría de estas fábricas en el territorio nacional, por lo cual ha desaparecido la mayor parte de la que fuera orgullo de Cuba, su otrora poderosa y fecunda industria del azúcar, sus ferrocarriles y las extensas y productivas plantaciones cañeras donde se cultivara la caña de azúcar, con las graves consecuencias económicas, políticas y sociales que de tal DESASTRE se derivan.

Imagen relativamente reciente del antiguo Central Soledad, después llamado Julio Reyes Cairo, desactivado o desaparecido. Foto tomada de Internet.

En la actualidad es evidente la virtual decadencia de bateyes y poblados que rodeaban a los muchísimos centrales azucareros desaparecidos. No deben ser pocas las personas que sueñan con la febril labor que en el pasado realizaban para poner a punto el ingenio y empezar la zafra; con la creciente actividad durante la propia molienda y sus benefactoras repercusiones cotidianas en la animación de la vida del batey.

También desapareció el ferrocarril cañero del antiguo Central Soledad. Aquí lo restos de una de sus locomotoras. Foto de Internet.

De pequeño, junto a mis mayores, conocí Soledad al frecuentar la casa de los Mainoldy, quienes se convirtieron en personas muy cercanas. Allí, junto a sus padres y hermanos vivía Teresa, la novia de mi tío Reynaldo ( Pipo). Ellos se casaron y fueron a vivir a Jovellanos; fruto de este matrimonio que perdura hasta hoy son sus hijos Reité, Teresita, Reynaldo y varios nietos, todos parte de mi querida familia. 

Visité más de una vez el Central Soledad en plena zafra. No olvido la suave y dulce fragancia resultado del proceso de las mieles durante la molienda; tan agradable aroma la percibía al acercarme desde la carretera a la entrada del querido lugar…

Esto es lo que queda del antiguo Central Soledad, después llamado Julio Reyes Cairo. Foto tomada de Internet.

En mi memoria la peculiar silueta de la guagüita de los Nieves conducida por Mario Vázquez y sus viajes desde Jovellanos hasta el batey del que después llamaran Julio Reyes Cairo para llevar y traer a los trabajadores en el horario de sus turnos de entrada y salida, y transportar otras personas que regularmente daban estos viajes hasta el pueblo, algunas de ellas fueron mis compañeros de la Secundaria que allí vivían, entre los cuales recuerdo a Julio Machado, Magaly López, Gladys y Maria Fiallo, Libia López Concepción, Sonia Moreno, Juan Díaz y otros que al cabo de tanto tiempo no logro precisar sus nombres.  

Continua en próximo artículo…

Anuncios
Explore posts in the same categories: Cuba, Ferrocarriles de Cuba, Jovellanos

3 comentarios en “Los Ferrocarriles en Jovellanos (I)”

  1. yamila Says:

    Hola jorge, me han gustado mucho tus escritos, te diré que yo nací en Julio Reyes y me crié ahí hasta los 15 años. Soy hija de Pepe Vera, el cual estoy segura usted debio conocer, él siempre trabajó en los trenes del central. Las personas que usted menciona las conozco, de hecho Sonia Moreno es prima de mi papa (ya fallecido). Siempre me llena de nostalgia y trizteza ver estas fotos del central, donde naci y que ahora solo queda la desolacion ademas de algunas personas. Desde que sali de cuba hace 6 años no he vuelto. Saludos y gracias por estos lindos regalos.

  2. Pablo Hernandez Says:

    Me hubiera gustado que hubieras puesto una foto de la nueva terminal de Jovellanos, que es mucho mejor que la de Matanzas, mas espaciosa y un moderno edificio, yo viví la etapa que cuando pasaba por la antigua estacion, habian muchos vendedores de naranjas, y algun fiambre era una estacion con mucha vida, Jovellanos creció mucho en una parte que era campo, y los edificios que se construyeron dividian la ciudad por el tren y los niños que jugaban baseball o pelota como decimos los cubanos, no pensaban entren y pudieron quedar atrapados, la nieva estacion, es tan grande como la vieja y los trenes que pasan por ese vecindario son los coches- motores que van a Jaguey, o a Cardenas o sea uno de ida y otro de vuelta, en Europa se han cambiado las terminales segun la densidad de poblacion, yo hubiera deseado que esa antigua y linda construccion se hubiera conservado como museo del ferrocarril, pero hay gente que no la piensa y destruye lo que se necesita y deja lo que no hace falta. La estacion de Perico la mantuvieron en su lugar y el pueblo se partió en dos y las calles que le daban vida a ese pueblo no son mas que callejones, así que Jovellanos, Colón Limonar a pesar de la distancia, Coliseo, y Arabos fueron beneficiados, pues se llega mas rapido a esos pueblos desde Matanzas, antes un tren especial por ej. un Fiat un Budd hacian un viaje de Matanzas a Jovellanos en una hora, ahora lo hacen en 40 minutos y de Matanzas a Colon era una hora y media en esos especiales y ahora se hace en una hora o 55 minutos, los trenes regulares lo hacian en 2 horas y ahora lo hacen en una hora y 15 minutos.

  3. Juan M. Sanchez Says:

    Hola Jorge yo tambien soy de Julio Reyes y conozco a todos a los que haces mencion en tu escrito, al punto que muchos de ellos formaron parte de un ala de mi familia [Teresa era Hermana de Paco ,padre de mis dos primos mayors en su primer matrimonio con Neya,hija de Pepe Caliente,fusilado por el actual gobierno,la Hermana de Neya ,Victoria es mi madre].Yo vivi en Julio Reyes hasta el 1997.De hecho en los anos 1988-1989 fui maestro de azucar de Julio Reyes y me da un pesar inmenso ver las fotos que acabo de ver,a sido un retorno a tiempos que uno siempre guarda como queridos.Saludos y gracias por trasladarme a mi juventud,gracias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: