Archive for the ‘La Gravi’ category

Mirada al pasado

abril 12, 2011

“MUY INTERESANTE” es una revista mensual, se edita en Madrid, España, su contenido hace honor a su nombre. Hace varios años, a poco de llegar a los Estados Unidos, tropecé con ella por primera vez en la ciudad de Chicago, en una bodega – como se le dice en mi país al establecimiento comercial que aquí se denomina market – llamada “El Panamericano”, cuyos dueños eran  cubanos. Desde entonces, cada vez que tengo la oportunidad de encontrarla, disfruto de sus inteligentes artículos, excelentes fotografías y de su diseño moderno y atractivo.

El ejemplar que cae en mis manos lo hojeo completa y cuidadosamente, me detengo en algún artículo, párrafo o fotografía. Selecciono lo que llama mi atención para ir a fondo y le dedico tiempo a su lectura y observación. Aplico este procedimiento al número editado en Diciembre del 2010. Me gustaron muchas cosas, pero al llegar a las páginas 62 y 63, quedé prendado de una imagen que al mirarla detenidamente me transporta a mi natal Jovellanos. Es una fotografía que abarca casi completas las citadas páginas bajo el título: “Toma nota señorito” y apunta de seguido, textual: “Reconstrucción histórica dramatizada de un farmacéutico y su ayudante elaborando fórmulas magistrales…” El resto del texto de la foto y del propio artículo en el que está insertada, junto a otras más, no guarda relación directa con el vuelo de mi imaginación.

“Tome nota señorito”. Foto reproducida parcialmente de la revista MUY INTERESANTE, Diciembre de 2010.

Me atrevo a reproducir esta foto en la seguridad de que los editores de “MUY INTERESANTE” serán indulgentes y no me reprocharán. Me siento obligado a compartir con la gente DE NUESTRA QUERIDA TIERRA el gusto de mirarla no sólo por su indudable valor artístico y su contenido general, sino además, para hacerles partícipes de la fuerte y agradable impresión que esa imagen causa al trasladarme al pasado, al año 1927 y permitirme entrar al laboratorio de la Farmacia “La Central”, en Martí No 67, esquina a Daniel González, en Jovellanos, provincia de Matanzas, Cuba. Al observarla detenidamente siento emoción y orgullo, para mí no hay duda:

“Me mira sonriente Ignacio López Trélles, tiene el mortero entre sus manos. Paciente y seguro macera los ingredientes en las proporciones adecuadas, escogidos por él con sabiduría. Le escucho decir al asistente a su lado: Tome nota señorito… y le detalla cada uno de los componentes que utiliza y sus cantidades, para que los anote con precisión y quede registrada la fórmula magistral con la cual crea la pasta dental GRAVI, la Reina de las cremas Dentales”.

Esta foto es, en fin, una magnífica mirada al pasado de mi querido pueblo.

Anuncios

Laboratorios Gravi, S. A. : insuperable cubanía

marzo 4, 2010

I

Me regalan varios artículos manufacturados en la Empresa JOVEL, situada en Carretera Central kilómetro 157, Jovellanos, provincia de Matanzas, Cuba. Al entregármelos, mis amigos dicen sonrientes, << para  que pruebes lo que hacen los continuadores de La Gravi >>. Es un gesto amable, ante todo me agrada el significado de sus palabras. Recibo la singular muestra de afecto sinceramente agradecido.

Pasta dental PERLA, dos jabones marca LUX y otro KINDER fabricados en JOVEL, el obsequio de amigos jovellanenses al Autor.

Al regresar a casa, antes de guardar el valioso obsequio, lo examino detalladamente. Hay jabones de tocador, son de las marcas KINDER-Aceites aromáticos-, LUX -Rosa Aterciopelada- y el otro, LUX-SUAVE –Noche de Miel- ; se fabrican en mi querido pueblo, pero el bonito papel parafinado que les sirve de envoltura no lo confirma, en un pequeño rectángulo dice Ciudad de la Habana con una codificación numérica, a continuación expone : << Fabricado por SUCHEL LEVER, Cuba, por acuerdo con los propietarios de la marca >> y a un lado de las diminutas letras un símbolo en forma de una  letra U, debajo, la palabra << UNILEVER >>, desconocida para mi.

Uno de los jabones advierte categórico << Consumir preferentemente hasta dos años después de la fecha de fabricación >>, pero no la especifica. Por esa razón decido utilizarlo antes de que pierda las características que describe en su propio estuche << Diviértete con la belleza de una piel suave y perfumada >>.

Es el papel especial que sirve de envoltorio al LUX-Noche de Miel fabricado en Jovellanos. Es una pieza enteriza, se aprecia claramente el logo de UNILEVER. Foto del Autor.

Entonces me baño con el jabón que producen en mi pueblo y disfruto esa satisfacción.

Hace buena jabonadura y posee agradable fragancia. Durante el enjuague siento la piel algo reseca. Es probable se deba a las características del agua, aunque en la región donde vivo no hay quejas sobre el precioso líquido, incluso aseguran es de los mejores para el consumo humano. En resumen aprecio que es un buen jabón, aunque el que utilizo desde hace tiempo, después de probar algunas de las numerosas opciones que brinda el mercado norteamericano, es de la conocida marca DOVE, el cual ofrece alta  calidad y deja suave la piel.

La curiosidad me lleva más lejos.

Parte frontal de la cajita de fino cartón que sirve de envase al jabón DOVE. Foto del Autor.

Tomo un jabón DOVE de los que tengo en casa. Su envase es una cajita de fino y bien procesado cartón con el nombre de la citada marca y una figura emblemática que la distingue, la de  una paloma dorada; tiene un texto en idioma inglés de sólo ocho palabras en el que dice ser una barra de  jabón de belleza que hidrata profundamente y es del tipo WHITE. Pongo a su lado el envoltorio del LUX que utilicé.

Es la parte posterior del envase del jabón DOVE. Muy claro el logo de UNILEVER y el lugar donde se fabrica, la ciudad de Trumbull, Connecticut, USA. Foto del Autor.

Lo más importante en la comparación es que el logotipo que identifica al fabricante en ambos casos es el mismo, UNILEVER !!!  Pero este LUX se fabrica en Jovellanos, Matanzas, Cuba y el DOVE se manufactura en Trumbull, Connecticut, Estados Unidos de América. ¿ Cómo es posible que el fabricante sea el mismo ? – me pregunto sorprendido.
II

Cartel publicitario de la pasta dental Gravi. Foto de Internet.

En Jovellanos, tras incesante esfuerzo entre tubos de ensayo, probetas, morteros, otros utensilios y diversos componentes químicos,  en 1927 el propietario de la farmacia La Central, el Sr. Ignacio López Trelles, crea en ese lugar la pasta dental Gravi que se convierte en corto tiempo en la Reina de las Cremas Dentales, génesis de la exitosa compañía cubana de la cual Ignacio es también su fundador, Laboratorios Gravi, S. A.

En apretada síntesis decirles que en 1958, tras dos décadas de pujante desarrollo, la pasta dental representa el 25 porciento

Los variados productos Gravi (faltan la pasta dental Gravi y los jabones Rina y Suave). Fotocopia pag. 77 de la revista Bohemia del 21 de Diciembre de 1958.

del total de su producción; los jabones SUAVE ( de tocador ) y RINA ( de lavar ) el 50 porciento; el resto son cosméticos, perfumería y otros artículos. Sus oficinas centrales siempre radicaron en Jovellanos. A partir de 1950 dispuso de una representación en 26 y Koly, Nuevo Vedado, La Habana. Creó su propia firma de publicidad comercial, la Publicitaria SIBONEY.

Anuncio del jabón RINA en la revista Bohemia del 1ero de Febrero de 1953. Copia del Autor

Planeaba la construcción de una factoría en Colombia y desde mediados de 1957 tenía en proyecto instalar una planta de detergentes a base de los derivados de la caña de azúcar valorada en millón y medio de pesos – recordar que la moneda nacional cubana era equivalente a la estadounidense en aquel tiempo y esta última fundamental en el comercio internacional –, pero no se logró el préstamo requerido, quizás a causa de la inestabilidad política reinante en Cuba por esa época.

En 1958 el valor total de sus acciones asciende a 4 millones de pesos. Las ventas de pasta dental logran superar el total de sus similares en el mercado cubano, de igual modo, los productos restantes pugnan por aventajar a sus competidores. Sus gerentes, trabajadores y accionistas, poco más de doscientas cincuenta personas, todos cubanos, la gran mayoría jovellanenses.

En los primeros años de la década del sesenta del pasado siglo Laboratorios Gravi, S. A. fue nacionalizado; el Gobierno Revolucionario decreta la intervención, expropia a sus dueños para transformar la querida firma en << propiedad del pueblo >>,  la convierten en la Unidad # 3 de la Empresa Consolidada de Jabonería y Perfumería del Ministerio de Industrias de la República de Cuba.

Muchas personas no imaginan que a partir de ese momento la que llegó a ser floreciente industria cubana en proceso de expansión y crecimiento tiene sus días contados. Poco tiempo después cae la producción debido a escasas y deficientes materias primas y se hunden y destruyen progresivamente sus instalaciones por la falta de adecuado mantenimiento y de las más elementales y oportunas inversiones.

III

La información pública disponible permite conocer qué significa UNILEVER y algo de su historia; con gusto comparto una breve reseña con ustedes:

William Hesketh Lever, nacido en 1851 en Bolton, Inglaterra, mas tarde nombrado Lord Leverhulme, fue el fundador de Lever Brothers, propietaria de gróceris que expande sus negocios al  proceso de aceites vegetales en la fabricación de margarina y jabones. Sus operaciones se extienden rápidamente por el Reino Unido, el continente europeo, Norteamérica, Australia y Africa del Sur. A comienzos del siglo XX surge entre sus buenos y variados productos la marca de jabones LUX.

Paralelamente, en Holanda, Jurgen y Van den Bergh, inician a fines de la 19 centuria el negocio de la margarina, logran progresos y en 1927 cuentan con las compañías Margarine Union Limited, un grupo de firmas holandesas con intereses en Inglaterra y la Margarina Unie N. V. localizada en Holanda.

Logotipo de UNILEVER. Tomado de Internet.

El crecimiento de ambos grupos y la coincidencia en la fabricación de productos similares propician un proceso de integración. Es así que a fines de 1929 surge UNILEVER. La componen sus compañías matrices UNILEVER PLC, basada en Gran Bretaña y UNILEVER N. V., asentada en Holanda; operan como una sóla corporación bajo la administración de un grupo de directores.

Por su impetuoso desarrollo esta gigantesca firma es considerada en la actualidad una de las más grandes en el mundo en la producción y comercialización de bienes de consumo. El 52 porciento de sus ingresos los genera la industria de los alimentos, entre sus marcas más conocidas están el té LIPTON, el RAGU, y los helados BREYERS; el 25 porciento corresponde a los productos para el cuidado personal, como los jabones DOVE y CARESS, y las famosas fragancias de CALVIN KLEIN; por último la rama de los detergentes como el SUNLIGHT y los suavizadores.

Aishwarya Rai Bachchan, hermosa y famosa actriz de cine de la India que fuera Miss Mundo en 1994. Es la figura que promueve un nuevo tipo del jabón LUX para la rama de UNILEVER en su país. Foto de Internet.

UNILEVER cuenta con instalaciones de producción en 88 países y los vende, además, en otros 70. El 47 porciento de sus ingresos se generan en Europa, el 21 porciento en Norteamérica, 14 porciento en Asia y el Pacífico, el 12 porciento en Latinoamérica y el 6 por ciento en Africa y el Medio Oriente. En el 2008 empleó a 174,000 trabajadores y sus ganancias alcanzaron los 5.285 billones de Euros.

IV

Jovellanos está en el centro de la provincia de Matanzas, dista unos 150 kilómetros al este de La Habana, la capital de la República de Cuba. Es un poblado relativamente pequeño, aunque su territorio tiene casi sesenta mil habitantes – recordar que absorbió a Carlos Rojas y Coliseo, antiguos municipios -. Allí hay una planta que trabaja para UNILEVER en la que laboran más de trescientas personas y fabrican entre otros productos, varios tipos del jabón de tocador marca LUX.

Trumbull es una población  del estado de Connecticut, en los Estados Unidos, a unos 100 kilómetros al noreste de la llamada capital del mundo, la ciudad de Nueva York. Es una población pequeña, con cerca de treinta y cinco mil habitantes. Allí existen importantes instalaciones de UNILEVER, en una de ellas se fabrica el jabón DOVE, el que utilizamos en mi casa.

Jovellanos y Trumbull, poblaciones distantes a más de dos mil quinientos kilómetros están hermanadas por UNILEVER. Eso me alegra. No obstante …

¿ Continuadores de La Gravi ? … Quienes colapsan progresivamente la Unidad #3 de la Empresa Consolidada de Jabonería y Perfumería se ven obligados a buscar apoyo en el capital extranjero, medida contrapuesta al significado que atribuyen a la nacionalización. Entonces comprendo mejor el desarrollo de JOVEL … a partir de ese momento personas de otros países se benefician del esfuerzo nacional.

Parte frontal del pequeño almanaque de bolsillo del 2010 que la publicidad comercial de UNILEVER utiliza en Cuba. Foto del Autor.

Con Laboratorios Gravi, S. A. eso nunca ocurrió, lejos de ello, compitió y superó a importantes firmas extranjeras y por si misma generó el capital necesario para desarrollarse continuamente. Sin embargo, la Empresa JOVEL, combinación de capitales o recursos de SUCHEL, que representa al gobierno cubano y de otra parte, primero CAMACHO – firma española – y después, UNILEVER – la poderosa multinacional britano-holandesa -, confirma, con el perdón de mis bien intencionados amigos,  de que la situada en el kilómetro 157 de la Carretera Central en Jovellanos no es continuadora de La Gravi.

Un artículo publicado  el 7 de Julio del 2004 en el más importante periódico cubano reseña el acto en el que celebran en La Habana el décimo aniversario de SUCHEL LEVER y dice, entre otros aspectos, que el señor Welmer Campoverde, gerente de UNILEVER para Cuba, manifestó el deseo de << continuar con el buen desarrollo de esta asociación y ofrecerle bienestar al pueblo cubano >>. Es curioso, ese periódico reconoce las operaciones de esta firma en nuestro país cuando por muchos años fustigó implacable a las que llamara explotadoras compañías multinacionales, causantes, según decían en sus artículos y en el contenido de los discursos de los dirigentes del gobierno que publican en sus páginas, del hambre y la miseria de los pueblos.

Reverso del pequeño almanaque de bolsillo del 2010; parte de la publicidad comercial de UNILEVER en Cuba. Foto del Autor.

Tras mis indagaciones afirmo que me maravillan los éxitos y la extraordinaria historia de UNILEVER; hoy soy uno más entre sus muchísimos admiradores; quizás su presencia en Cuba es una de las pruebas de que algo mejor se abre paso en nuestro país. De cualquier manera nada tengo contra estas compañías porque entre otras razones, a más de una estoy personalmente agradecido. Sin embargo, no puedo dejar de señalar que esta peculiar característica de la Empresa JOVEL, que le viene desde SUCHEL, niega la continuidad con el cubanísimo proceder de La Gravi. Debo añadir que  desde 1924 la marca de jabón LUX  es una acertada creación de UNILEVER que prosigue con éxito su fabricación y comercialización en diferentes países, entre ellos, el mio.

Martí # 67 esquina a Daniel González. Antes fue la farmacia La Central, hoy es una “shooping”, en el futuro debe ser el museo de La Gravi.  Foto Abril 2010.

Al final, permanezco agradecido del gesto cordial y las palabras de mis amigos jovellanenses al obsequiarme con productos de JOVEL, pero mi gratitud es aun mayor hacia Laboratorios Gravi, S. A. cuando confirmo una vez más su insuperable cubanía. El sitio donde radicara aquella farmacia, Martí #67 esquina a Daniel González, céntrico lugar de Jovellanos, donde naciera la pasta dental Gravi, pienso, como cualquier cubano agradecido, debe ser convertido en museo que recuerde a la querida firma.

OTRAS IMAGENES

Es el envoltorio del otro jabón LUX de JOVEL, con el logo de UNILEVER. Foto del Autor.

Es el envoltorio del jabón KINDER de JOVEL, con el logo de UNILEVER. Foto del Autor.

Es la etiqueta de un frasco de RAGU, la sabrosa pasta (salsa) de tomate condimentada, de UNILEVER. Foto del Autor.

Vista parcial del envase de un helado BREYERS; en este caso delicioso chocolate. Los fabrica UNILEVER. Foto del Autor.

Notas de la bibliografía y la información consultada por el autor:

1.- Acerca de Laboratorios Gravi, S. A. – Enciclopedia económica de Cuba Republicana. Tomo I Las Empresas de Cuba. 1958, pág. 403, de Guillermo Jiménez. Localizada en el Sistema de Bibliotecas Públicas del Condado Miami Dade, de quienes siempre obtengo amable y eficiente servicio.

2.- Acerca de UNILEVER – Diferentes sitios públicos en INTERNET.

3.- Colección de la revista Bohemia de la Biblioteca de la Universidad de Miami en “The Cuban Heritage Collection, Roberto C. Goizueta Pavillion”, donde en muy buen estado de conservación guardan estas revistas de nuestro país y me cedieron, amables, las copias que les solicité.

Laboratorios Gravi en el corazón de mi pueblo

diciembre 3, 2009

Visité Jovellanos y pude conocer por experiencia propia lo que verdaderamente queda de Laboratorios Gravi, S. A. 

Hacer click sobre la imagen para ampliarla.

Muchos comentaron y así lo creí, que de las instalaciones de la querida firma orgullo de los cubanos, en especial de los jovellanenses, no quedaba nada, pero algo hallé y aquí les cuento. 

 … Tras el emotivo encuentro con mis familiares y compartir con ellos los momentos iniciales de mi visita, les pido me permitan dar una vuelta por el pueblo. Les prometo regresar pronto. Quiero caminar por las amadas calles y guardar en la memoria todo lo que vea y escuche, para después disfrutar el más fresco recuerdo de mi tierra. Me auxilio de una cámara fotográfica que saco de su estuche, la reviso y compruebo que está lista; con ella trabajo incesantemente a lo largo del recorrido. 

Foto1. En José Cadenas esquina a Daniel González. En aquella acera ya no existe la Fábrica de Jabón; allí se levanta un cercado de concreto. Foto 2009.

… Desde la calle Real me encamino por la Alcalá . Al llegar a José Cadenas tuerzo a la derecha y me dirijo hasta Daniel González, allí me detengo. Siento una fuerte opresión en el pecho cuando miro al sitio en el que se levantara la Fábrica de Jabón y verifico que no existe. 

Foto 2. A lo largo de Daniel González. Una vista de la acera donde estuviera la Jabonería y ahora se levanta la alta cerca de concreto. Foto 2009.

Veo un alto cercado de concreto rematado por una estructura simétrica, detrás hay un huerto que se extiende por el terreno que antaño ocupara la Jabonería. Cosechan lechugas, tomates, coles, zanahorias y otros vegetales que allí mismo venden a la población. 

Foto 3. Por uno de los espacios ahuecados de la cerca, una vista del huerto. Foto 2009.

En los límites finales del Organopónico Luis Avila Rosales, nombre con el que designan este sembradío, existen aun dos grandes y viejos tanques metálicos que formaran parte de la fábrica; los contemplo admirado. No pude precisar si los utilizan, pero sus siluetas impactan y motivan el recuerdo de los tiempos en que mi querido pueblo disfrutara las bonanzas de La Gravi. 

Foto 4. Antes la Fábrica de Jabón; desde hace algún tiempo, el Organopónico Luis Avila Rosales. Foto 2009.

Foto 5. Desde la calle Carlos Rojas, una vista lateral del llamado Organopónico. Foto 2009.

… Continúo por Daniel González rumbo al parque Domingo Mujica para seguir hacia Enrique Villuendas. 

Foto 6. Desde el parque Domingo Mujica, la entrada a la calle Enrique Villuendas. A la izquierda una imagen del deplorable estado de la edificación que habitaran conocidas familias de Jovellanos y a la derecha el antiguo teatro Apolo en situación similar. Foto 2009.

No puedo pasar por alto referir el deprimente estado constructivo del edificio que habitaran, entre otras, las familias de Ada Quintero, Eña Castro y la de Reynaldo Marco y Regla Marrero. 

Foto 6a. Una vista más completa de una parte de las ruinas por la calle Céspedes, entre Daniel González y Enrique Villuendas. Foto 2009.

Fue el Teatro Apolo, después Cine 1ero de Mayo. No funciona desde hace años y actualmente está destruido, sólo queda la maltrecha fachada. Foto 2009.

También el deplorable aspecto de lo que antes fue el distinguido teatro Apolo, al que después de la intervención le llamaran 1ero de Mayo y que desde hace tiempo está prácticamente destruido. 

Al adentrarme por Enrique Villuendas veo en ruinas los inmuebles que albergaron las instalaciones para elaborar el desodorante, los polvos y otros productos. Un poco más adelante, por la misma calle, el local de dos plantas donde arriba estuvieran las Oficinas Centrales de Laboratorios Gravi, S. A. y debajo se fabricara la pasta Gravi, La Reina de las Cremas Dentales. 

Foto 7. Donde estuvieran las Oficinas Centrales de Laboratorios Gravi, S. A. Sirve de sede al Tribunal Popular Municipal. Claramente vemos uno de los tubos de pasta dental gigantesco que aun perdura en el emblemático lugar. Foto 2009.

Según pude conocer, ambos locales pertenecen a una institución gubernamental llamada Tribunal Popular Municipal, aunque no han podido deshacerse del gigantesco tubo que oculto bajo la gruesa capa de pintura, rememora la famosa pasta dental en la parte superior de la fachada de esta edificación. Por la calle Luz Caballero, entre Real y Céspedes, hay otra vista en la que se aprecia el mal estado del sitio en el que se fabricaban el desodorante y otros artículos. 

Foto 8. Por Luz Caballero. Vista del sitio en el que se fabricaran el desodorante y otros artículos. Foto 2009.

Foto 8a. Otra vista del local donde se fabricara el desodorante y otros artículos. Es evidente su mal estado. Foto 2009.

 Muchas personas recuerdan a La Gravi. Algunas dicen que las instalaciones construidas hace algunos años en las afueras del pueblo, pertenecientes a una firma de capital mixto – gobierno y extranjeros – se construyeron para sustituirla porque estaba muy vieja. Sin embargo, es una solución muy simplista pensar de esa manera. Estoy seguro que si Laboratorios Gravi, S. A. hubiera continuado el curso de su pujante desarrollo, la historia sería totalmente diferente; con toda certeza el pito de la Jabonería lo escucharíamos hoy con mucha más fuerza en todo el pueblo. 

… Pero lo más importante que queda de Laboratorios Gravi S. A. es que permanece enraizado en el corazón agradecido de mi pueblo que recordará siempre a su fundador Ignacio López Trelles y a todos sus trabajadores; a su generosa obra de amor y prosperidad para Jovellanos. 

Nada tienen que ver con La Gravi, pero son fotos interesantes de nuestro pueblo: 

Foto 9. En la Martí o la calle Real. Desde la esquina de Luz Caballero. A la derecha, donde estuvieran El Gallo de Oro, El Gran Palacio y El Bar Ideal; actualmente el llamado "Parque de los Viejos". Foto 2009.

Foto 9a. Una vista más cercana del "Parque de los Viejos". Foto 2009.

La Gravi en CARTELES

junio 25, 2009
En la Revista CATELES, La Habana, Junio 18 de 1933, página 49.

En la revista CARTELES, La Habana, Junio 18 de 1933, página 49.

Me prestan un viejo ejemplar de la revista CARTELES que personas muy queridas guardan como valioso recuerdo. Ellos saben cuanto me complace conocer todo lo cubano a lo largo del tiempo.

Esta publicación fue fundada en La Habana, Cuba, en Septiembre de 1919, en unos meses cumpliría 90 años  si en 1960 no hubiera sido clausurada. Estuvo entre las favoritas de nuestro país por la elegancia y buen gusto de sus artículos e ilustraciones. Desde 1927 se editó semanalmente al reclamo de su creciente aceptación y alcanzó amplia circulación nacional y en otras naciones, varias líneas aéreas la utilizaron para proporcionar entretenimiento y disfrute a sus pasajeros.

Algunas de las más importantes compañías cubanas y extranjeras la escogieron para realizar publicidad comercial a través de sus páginas.

Con sagacidad e inteligencia, La Gravi, desde los tiempos de su fundador, el Sr. Iganacio López Trelles,  utilizó todos los medios disponibles para mostrar al público su más acabado y excepcional producto. Ilustra esta afirmación la foto que encabeza este artículo  en la que se observa el anuncio de casi toda una página de la CARTELES del 18 de Junio de 1933, el ejemplar que me prestaron, el cual data de 76 años atrás.

Allí está el rostro de una bella joven de radiante sonrisa que exhibe una linda dentadura. El texto destaca tres palabras: CALIDAD MAXIMA y GRAVI. Argumenta de manera sencilla la probada calidad de esta pasta dental y enfatiza en su mejor precio. También invita a clientes nacionales y de otros países a obtener muestras gratis del producto.

El propio tubo de Pasta Gravi subraya: “Destruye los depósitos de sarro, tartaro o piedra y da a su dentadura blancura de perla sin dañar el esmalte. Empléese como dentrífico diariamente.” Y concluye: “Preparado en el laboratorio LA CENTRAL, Jovellanos, Cuba”.(Este laboratorio LA CENTRAL es la Farmacia del Sr. López Trelles de la cual se habla en este Blog en IGNACIO). Dato curioso: el nombre de mi querido pueblo aparece tres veces en el texto.

El anuncio podría catalogarse como un clásico de la publicidad comercial en la prensa escrita de aquellos años, porque contiene de manera concreta y directa los elementos necesarios para llamar la atención, movilizar el interés y convencer a los potenciales clientes. Este fue otro acierto de La Gravi.

Desde La Gravi: Juguetes para los niños pobres

abril 8, 2009

 El “Día de los Reyes Magos” rememora la visita de las majestades del Oriente al venerado niño Jesús a poco  de su nacimiento. Tras la estrella que les indicara el camino a Belén fueron a rendirle homenaje y entregarle regalos.

sta_0860

La fachada del inmueble que antaño albergara la Oficina de La Gravi en Jovellanos. Desde aquí salían los Reyes Magos para entregar juguetes a los niños pobres.

Foto de Febrero del 2009.

En Cuba y diversos países este hecho se convirtió en hermosa tradición. El 6 de Enero de cada año se ofrecen obsequios  a los niños en recordación del especial acontecimiento. Hay otras naciones en que ocurre de forma similar, pero se hace el día de Navidad y quien realiza la visita es Santa Claus.

Colmados de ilusión y fantasías, al acercarse la fecha, la inmensa mayoría de los chicos procuran mostrar el mejor comportamiento para merecer el regalo que anhelan. A muchos les acompaña la fortuna de recibir hasta más de uno, otros ninguno aunque sus conductas sean iguales o mejores a la de los anteriores.

Como es natural, tales obsequios  deben ser comprados por padres y familiares. Los más humildes no disponen de los recursos necesarios y quedan sus pequeños sin el merecido presente.

Sin embargo, siempre hay quienes están dispuestos a tender la mano a los que menos tienen. En mi pueblo, entre esas personas, siempre estuvieron en primera fila los trabajadores de “LABORATORIOS GRAVI, S. A.”, quienes nos legaron un destacado ejemplo de hacer el bien al cumplir una de las más caras ilusiones infantiles con la entrega de juguetes a los niños pobres el “Día de los Reyes Magos”.

Esta idea surgió entre los empleados de la Oficina de la querida firma, situada en  la calle Enrique Villuendas No 2,  en Jovellanos, provincia de Matanzas, Cuba.

scan0012

Diciembre de 1956. Foto de los empleados de la Oficina de La Gravi en Jovellanos. Están casi todos, falta “Chelín” y quizás alguno más. Protagonistas de hechos importantes, especialmente en hacer el bien. Son ellos:

Sentados, de izquierda a derecha: Ramón Quirantes, José H. Pérez, Alfredo Arozarena. Agachados: Antonio Génova, Orlando Díaz y José R. Vázquez.

Detrás en el mismo orden: Esther Sánchez, Esther Quintero, Reynold Rodríguez, Juana Rodrigo, Plácido Valdés, Reynaldo Montero, Roberto Asso, Armanda Curbelo, Aracelia Bidondo, Aida González, Servando Gutiérrez, Mario Montero y Mario Cubas.

Al final, en igual sentido: Leandro Lima, Rubén Vicente, Raúl Freire, Manuel Piedra, Ismael González, Bienvenido Morales, Arístides Menéndez, Marino Quirantes, Aníbal Valdés, Orlando Nodarse, Agapito Ramón, Arístides Brito, Romualdo Hernández, José M. Molero e Israel Dominguez.

La experiencia de varios de ellos durante la niñez al no recibir ni tener un juguete no dudo fuera la inspiración que les animara. Los objetos que utilizaban para jugar eran resultado de la necesidad y la inventiva: un aro metálico con un alambre grueso o una goma de carro vieja rodados a todo correr por calles y trillos; “trencitos” hechos con latas de sardinas vacías que despedían humo por la rudimentaria chimenea mediante un pedazo de estopa empapada en petróleo que ardía en el espacio de la “locomotora”; “carriolas” y “chivichanas” construidas con desechos de madera y  sus ruedas de cajas de bola en desuso; escopetas de chapas (tapas de botellas) muy peligrosas por el probable impacto en la cara; y otros “novedosos” artefactos.

 Paliativos que de alguna manera llenaban el vacío de tales carencias, en ocasiones estos objetos despertaron la admiración de quienes preferían intercambiar sus costosos juguetes con los propietarios de tales “inventos”.

Años después muchos de estos ingeniosos cachivaches se vieron obligados a “reinventar” los niños cubanos cuando por decreto gubernamental  se les quitó el “Día de los Reyes Magos” y se convirtió en una odisea conseguir algún juguete.

Vista parcial de la Oficina Central de Laboratorios Gravi, S. A. Podemos ver claramente algunos de sus trabajadores: Delante, Juana Rodrigo, le sigue Esther Quintero. De espaldas, quizáz es Orlando Fernández. Detrás, a la derecha, Aníbal Valdés, y continúan José M. Molero, Manuel Piedra y Reinaldo Montero (totalmente de perfil). Al fondo, Agapito Ramón. (Perdón si hay alguna inexactitud)

Aproximadamente en 1955 cobró vida la humanitaria iniciativa. Fue encabezada, entre otros, por: Rubén Vicente, José Manuel Molero, Plácido Valdés, Arístides Brito, Reynaldo Montero, Esther Quintero, Armanda Curbelo, Aracelia Bidondo, Ramón Quirantes, Humberto Vidal, Manuel Piedra, Roberto Asso, Ismael González, Juana Rodrigo y Agapito Ramón, promotor de esta gesta.

Fueron secundados por la generalidad de los trabajadores de la Compañía con aportes monetarios de acuerdo a sus posibilidades y no pocos participaron en la preparación y entrega de los  juguetes. Sus ejecutivos, además, brindaron facilidades a esta tarea que esencialmente se desarrolló en horario extralaboral y autorizaron la solicitud de ayuda a viajantes y abastecedores de la empresa, quienes acogieron calurosamente la idea y contribuyeron con recursos importantes. Otras personas también colaboraron.

Una vez en poseción del dinero recaudado, los organizadores analizaban las disponibilidades de las tiendas y almacenes de la capital del país que vendían juguetes modestos a los mejores precios en concordancia con la variedad de edades y sexos para establecer el mayor volumen y características de la probable compra.

De hecho era el pronóstico a partir del cual se efectuaba un censo con la participación de trabajadores de esta entidad. Visitaban barrios y lugares  humildes, incluso en zonas rurales, recopilando información de las familias necesitadas y los infantes que la componían. Con esos datos se establecía definitivamente cómo efectuar la operación y favorecer el mayor número posible.

En ómnibus o en el auto particular de alguno de los encargados de efectuar la transacción en las tiendas y almacenes previamente determinados, viajaban hasta la ciudad de La Habana a finales de Diciembre .  En los dos o tres primeros días de Enero se trasladaban a Jovellanos los artículos adquiridos; con tal propósito se aprovechaban los viajes de los camiones de la propia empresa que retornaban vacíos  después de llevar productos a la capital.

La directiva de la Sociedad Liceo de Jovellanos cedió varios de sus locales para almacenar, preparar y realizar la entrega. Se destacaron en el apoyo a esta meritoria actividad el presidente de la mencionada institución, señor Carlos López, hombre de buen corazón, y los señores Roger González y Manuel Cabrera.

Los organizadores  seleccionaban al personal que junto a ellos, en su tiempo de descanso, ejecutarían la clasificación y prepararían las jabas o paquetes por edades y sexos a fin de tenerlos listos oportunamente. Esta labor requirió trabajar más de una vez hasta altas horas de la noche y avanzada la madrugada.

Al atardecer del 5 de Enero comenzaba la distribución. Los padres y familiares de los niños previamente acreditados mediante una boleta o recibo emitido por los organizadores, acudían a recojer sus juguetes, marchándose del lugar regocijados, satisfechos, pues tenían garantizada la visita de los “Reyes”.

Pude presenciar a numerosos miembros de familias  muy humildes no censadas por diferentes motivos, que acudían con la  petición de incluir a sus hijos o sobrinos, pues también querían darles esa alegría. Mi padre y sus colaboradores los escuchaban, a varios pudieron complacer  “estirando” al máximo las disponibilidades. Cuando resultaba imposible, apenados, les explicaban pacientemente.

scan0015

En la Oficina. De pie Rubén Vicente, sentado Agapito Ramón. A la izquierda parte del rostro de Roberto Asso. Amigos, además de compañeros de trabajo. Conversan y ríen, comparten alguna jocosidad. Tiempos en que junto a muchos otros realizaban la repartición de juguetes a los niños pobres.

Junto a otros muchachos de mi edad me permitieron ayudar en la preparación y entrega de los preciados regalos… En respuesta al pedido desde la puerta del Liceo: “Para una niña de 6 años…”  buscaba la jaba en la hilera correspondiente y rápido la llevaba al encargado de entregarla, quien después de comprobar debidamente el documento, facilitaba el paquete a la persona indicada.

Esta inolvidable gesta se realizó durante algunos años hasta alcanzar en el último reparto de juguetes la cifra de dos mil quinientos niños que los recibieron en esa oportunidad. Muchos padres y familiares  recordarán agradecidos a los artífices de miles de sonrisas infantiles el “Día de los Reyes Magos”.

Soy uno de los especialmente agradecidos por razones semejantes. La aguda complicación de la situación política en el país a finales de la década de 1950 obligó a mi padre a permanecer largos meses alejado de su hogar y su trabajo. El 6 de Enero de 1958, durante la prolongada ausencia, sus compañeros de la Oficina dieron a sus hijos un magnífico “Día de los Reyes Magos”,  prodigándoles los mejores juguetes que jamás tuvieron.

Entre los hechos sobresalientes de la historia de nuestro querido pueblo,  la entrega de juguetes a los niños pobres permanecerá para siempre como hermosa obra fruto del noble y generoso corazón de “Laboratorios Gravi, S. A.”

Un comentario sobre la primera foto de este trabajo: Oculto bajo gruesa capa de pintura se aprecia el destacado relieve de uno de los dos tubos de la Pasta Dental Gravi que allí existieran. Fueron las réplicas aumentadas de aquellos que en los bajos de este mismo local se fabricaban. Se erguían en el emblemático lugar como símbolos orgullosos de la Reina de las Cremas Dentales. Afirman que este sitio alberga en la actualidad al  llamado Tribunal Municipal Popular.

Ignacio

abril 29, 2008

Ignacio López Trelles nació en Sancti Spíritus en 1879, provincia de Las Villas.

Ignacio López Trelles (1879-1937). Fundadór de Laboratorios Gravi, S. A. Fue el creador de la Reina de las Cremas Dentales. Foto cortesía de familiares de Ignacio.

Se radicó en Jovellanos en 1902. Su esposa Angélica Muñoz le dió cuatro hijos y creó su amada familia. En 1927, en la Farmacia “La Central”, de su propiedad, ubicada en Martí #67, desarrolló la fómula de una pasta dental que tras experimentarla por algún tiempo comenzó a comercializarla con éxito, abriéndose paso en el mercado por su alta calidad y buen precio. Nace la Pasta Gravi, fruto del esfuerzo y la inteligencia de Ignacio y la participación de algunos de sus colaboradores.La prosperidad del pequeño negocio creció. En 1934, dispuestos otros locales, iniciaron la fabricación de perfumería. En 1936 instalaron la planta de jabón y adquirieron mejores equipos para continuar a mayor escala la producción de la pasta dental y otros artículos.

Utilizaron  modernos métodos de organización y dirección de la producción, las ventas, la publicidad comercial y el control financiero. Una de las más importantes medidas impulsadas y dirigidas personalmente por el Sr. Ignacio López Trelles y su principal asociado, el Sr. José Manuel Cubas Herrera, fueron las Convenciones Anuales de la Gravi, en las que directivos, empleados y agentes discutían los resultados alcanzados y los proyectos de mejoras y ampliación de la producción y de los sistemas de ventas y publicidad.

Desde Marzo de 1932 el pujante negocio se constituyó en una sociedad regular colectiva denominada “Compañía Farmacéutica Ignacio López”. Mas tarde, el 12 de Octubre de 1943 se transformó en sociedad anónima bajo el nombre de “Laboratorios Gravi, S. A.”.

La fructífera vida de Ignacio legó a los jovellanenses la altísima distinción que significó la Pasta Gravi; los numerosos empleos con decorosos salarios en esta industria estimularon el desarrollo de la localidad. Como modesto homenaje a su memoria, una de las calles de nuestro querido pueblo llevó su nombre por mucho tiempo y en la Alcalá o Máximo Gómez, en la casa que habitara con su familia, se puso una placa que lo recuerda. El impacto de La Gravi, en realidad, trascendió a todos los cubanos.

Hoy reafirmo mis palabras a  sus familiares cercanos cuando les dije que: “…la historia de nuestro pueblo y la de Cuba no podrán ser escritas sin hablar de La Gravi y sus fundadores, en especial de aquella farmacia donde se produjo por vez primera la famosa pasta dental y de su creador…”, y continuaba expresándoles…” Me uno a ustedes para destacar los esfuerzos y la personalidad de tan sobresaliente jovellanense, como lo fue y lo es, a pesar de su temprana y repentina muerte en 1937, diez años después de fundar y echar lo fuertes cimientos de La Gravi, del Sr. Ignacio López Trelles”.

Ignacio, espirituano de nacimiento y jovellanense para siempre, será recordado por un pueblo agradecido de su obra.

Nota: Gracias por la ayuda a Alina e Ignacio.

Galería de fotos

Desfile estudiantil el 28 de Enero de 1932 en homenaje al natalicio de José Martí. Se observa la farmacia “La Central” de I. Lopez y arriba un letrero con el nombre Gravi; estaba situada en Marti numero 67 , esquina a Daniel González, al lado de la línea de ferrocarril, en el centro del pueblo. Propiedad del doctor Ignacio López Trélles, donde creara la famosa Reina de las Cremas Dentales.
(Foto e información facilitada for familiares de Ignacio)

Integrantes de la Primera Convención Nacional de Directivos, Vendedores, Empleados y Agentes de los Productos Gravi, orgullo de Cuba, gloria de Jovellanos. Sentados, al centro Ignacio López Trélles y José Manuel Cubas Herrera. (Foto e información facilitada for familiares de Ignacio)

Calle Ignacio LopezCalle Ignacio López en Jovellanos. Sus límites en la calle José Cadenas y la línea Habana. Foto tomada desde la intersección con la calle Manuel Rubio, mirando al norte, hacia la línea Habana. Entre las familias que vivieron o aun habitan a lo largo de esta vía están la de Carmelina Hernandez, enfermera del hospital recordada por su eficiente y agradable trato a los pacientes, su esposo René, trabajador de La Gravi y sus hijos René y Renier, amigos de la infancia.

Esta es la Tarjeta de Presentación o Business Card que utilizara Osvaldo Valencia para su negocio de dar viajes a la Habana a finales de la década del 50 y principios del 60 del pasado siglo.

También residieron allí Osvaldo Valencia, dulcero, chofer de alquiler que daba viajes a La Habana y después chofer de la ambulancia, hombre trabajador y de buen corazón, junto a su esposa Cármen Gómez, hermana de mi madre y sus hijos Ileana, Idania y Osvaldo, queridos familiares. Otras personas echaron raíces en tan apreciado lugar de mi pueblo y me complace recordarlas con afecto.

Poster de La GraviPoster de La GraviCarteles comerciales de La Gravi.

Laboratorios Gravi, S. A.

noviembre 14, 2007

Una próspera empresa de patrimonio nacional floreció en Jovellanos, provincia de Matanzas, Cuba. Sus notables éxitos la convirtieron no sólo en orgullo local sino en el de todos los cubanos. “Laboratorios Gravi, S. A.”, nombre oficial, llevó sus productos de primerísima calidad a todo el país hasta alcanzar la preferencia de los consumidores en fuerte competencia con similares de “Crusellas” y “Sabatés”, firmas adquiridas por importantes  capitales norteamericanos.

Pasta dental, jabón de lavar y de baño, desodorantes, polvos y perfumería formaban parte de la producción de esta cubanísima y jovellanense industria; sus instalaciones, todas dentro del pueblo y relativamente cercanas entre sí, tenían por base la “Jabonería”, con la mayor cantidad de trabajadores y volumen de maquinaria. Fragmento de un plano de Jovellanos elaborado por el autor.Situada en la calle “Daniel González”, entre “José Cadenas” y “Carlos Rojas” esta fábrica  ocupaba  unos  20 mil metros cuadrados. En su extenso patio albergaba grandes tanques y tuberias para almacenar y trasegar las  materias primas y vías férreas  con acceso a la Estación de Ferrocarriles de Jovellanos, facilitando la recepción  de materiales  y el traslado y distribución de la fecunda labor de sus obreros, los afamados jabones  “RINA” (de lavar) y “SUAVE” (de tocador o de baño). Según el horario fijado por sus directivos, un potente silbido llamaba a los trabajadores temprano en la mañana, al mediodía y al atardecer  para iniciar, recesar por almuerzo, reiniciar y concluir la jornada laboral. Tan popular y familiar sonido, puntual e inconfundible, llegaba hasta los últimos rincones del pueblo y establecía clara orientación a innumerables personas que lo tomaban de referencia en sus actividades cotidianas. 

En la calle “Enrique Villuendas”, una de las mas pequeñas por su largo y ancho,  muy cerca de la “Jabonería”, estaban  las demás instalaciones. Allí radicaban los locales para la confección de la renombrada pasta (“LA REINA DE LAS CREMAS DENTALES”), de los polvos, desodorantes y perfumería, cuyos procesos productivos esparcían una suave fragancia hacia toda la vía. También estaban los Laboratorios y la Oficina.

Mi padre fue trabajador de “La Gravi”. Dos de mis tíos compartieron esa suerte. En mi pueblo laborar en esa compañía se consideraba algo grande , porque generalmente eran puestos fijos  con niveles de salario que casi siempre superaban sus equivalentes en otros empleos. Fue noble característica de sus trabajadores la recaudación  de dinero entre ellos para ayudar a algún necesitado,  comprar juguetes y repartirlos entre niños pobres y realizar otras acciones benéficas o de caridad pública. Son numerosas las anécdotas acerca de actos tan generosos y sus  repercusiones en la población. Entre los participantes de esas iniciativas figuraron Orlando Fernández, Roberto Asso, Manuel Piedra, “Chichí” Génova, Armanda Curbelo, José González, Gilberto Gómez, los hermanos Diego y  Agapito Ramón y muchísimos más.

souvenir-internet.gif“La Gravi” fue marca preferida por la calidad y presentación de sus productos. Asimismo, sus principales y exitosos ejecutivos, los hermanos de apellido CUBAS, no descuidaron la atención a la publicidad comercial por Radio, Televisión y otros medios. Tengo presente a Consuelito Vidal, en los tiempos en que  convertida en sobresaliente estrella del mundo artístico y televisivo del país, anunciaba de manera convincente en la “pantalla chica” al Jabón “Rina”, y a la destacada y bella actriz Margarita Balboa hacer lo mismo con el Jabón “Suave”.  Fue personaje de la pasta “Gravi”, siendo apenas una tierna niña,  la popular cantante Luisa María Güel. La entrega de  modernas casas y otros bienes duraderos a quienes ligaran el “Venado de la Suerte” fue   otra importante actividad publicitaria de fuerte contenido social que impactó a los cubanos; no pocos fueron los afortunados.

Hace mucho la otrora pujante industria dejó de existir. “LABORATORIOS GRAVI, S. A.” fue convertido en los años iniciales de la llamada “Revolución”, “gracias a la Nacionalización”, en la Unidad # 3  de la Empresa Consolidada de Jabonería y Perfumería del Ministerio de Industrias de Cuba. Algunos de sus productos continuaron manufacturándose bajo otros nombres y cada vez a menor escala e inferior calidad. La pasta dental “PERLA”, los jabones “BATEY” y “NACAR” fueron quiméricos sustitutos de las creaciones “Gravi”, de cuyas instalaciones hoy no queda nada. Ello es parte de la “obra revolucionaria”.   Sin embargo, al extremo oeste de Jovellanos, en terreno ubicado en el vértice de las carreteras “Central” y la que va al poblado de Pedro Betancourt se construyó hace algún tiempo una factoría de la entidad nombrada “SUCHEL-CAMACHO” S.A., de capital “mixto” (Gobierno- Extranjeros), donde se elaboran productos de este género destinados mayormente a la exportación y a la venta en tiendas de altos precios en moneda equivalente al dollar. Conocedores de este lugar comentan que últimamente declina la calidad y cantidad de su producción.

Se afirma que existen  muestras de “La Gravi” en el “Museo de la Perfumería”, en la Habana Vieja, Ciudad de la Habana, Cuba. En Internet hay sitios que ofertan souvenirs relacionados con esta querida firma y en la página WEB de nuestro MUNICIPIO aparece el Directorio Telefónico del año 1958 con los números de teléfonos que tenían sus diferentes  locales. Puedo añadir que entre la ciudad de Santa Clara y el poblado de Santo Domingo,  antigua provincia de “Las Villas”, hoy “Villa Clara”, existe un asentamiento campesino conocido por el nombre de “Pasta Gravi”.

Todo esto, y el recuerdo, es lo que queda de aquella próspera empresa que fuera preciosa joya de mi pueblo y de mi país,  estupenda creación de nuestros padres, familiares y amigos. Es mi deseo, como lo es el de muchos, que en el futuro cercano resurja y brille aun más para satisfacción y orgullo de  Jovellanos y de  todos los cubanos. Repito la frase que alimentó y  sustenta las esperanzas de nuestro pueblo: “Hay que tener fé… que todo llega”.

Estas notas de agradecido homenaje a “La Gravi”, están acompañadas de valioso documento (copia) que a continuación les muestro:

DOCUMENTO HISTORICO DE “LABORATORIOS GRAVI, S. A.”

Acciones de La Gravi.

Esta es una de las ACCIONES (Documento Legal) que confirmaba la pertenencia a la Sociedad Anónima dueña de “LABORATORIOS GRAVI, S. A.” Es decir, quien comprara una de estas ACCIONES, formaba parte del grupo de propietarios de esta  Compañía. En el texto del documento se dice: 

Certificado No. 579 Por 12 Acciones Preferidas LABORATORIOS GRAVI, S. A. sociedad anónima de $4,000,000.00 de capital en moneda oficial sustentado por 30,000 ACCIONES PREFERIDAS y 10,000 ACCIONES COMUNES con un valor nominal de cien pesos cada una según resulta de la escritura número de orden (ilegible) de (ilegible) Julio de 1955 ante el notario Dr. Mario C. Miro y (ilegible) Laboratorios Gravi, S. A., reconoce a favor del Portador del presente certificado 12 acciones Preferidas de Cien Pesos cada una, completamente pagados y liberados, de los que forman el capital social de esta Compañía.
Este certificado ha sido emitido con arreglo a los Estatutos de esta sociedad, la que reconoce al portador todos los derechos consignados en las mismas, a cuyas prescripciones queda sometido; y corresponde a las acciones del No. 7.963 al 7.974 ambos inclusive.                                      

Jovellanos, 21 de Febrero de 1957

Presidente (indudablemente la firma de José Manuel Cubas, el conocido Presidente de esta  Compañía)
Tesorero (Idem)
Secretario (Ilegible).*

* Y entre las firmas del Tesorero y el Secretario, está el cuño oficial de la Compañía.

Para conocer quién fue el fundador de La Gravi, destacadísimo jovellanense, debe leer en este Blog:  IGNACIO. Además vea: Desde La Gravi, juguetes para los niños pobres; La Gravi en CARTELESLaboratorios Gravi en el corazón de mi pueblo; y Laboratorios gravi S. A.: insuperable cubanía.

Para entrar al BLOG puede hacerlo en:   queridatierra.wordpress.com